Cargando Eventos

Compuesta por 78 obras, la muestra desvela nuevas facetas del creador de la abstracción

La exposición temporal ‘Kandinsky y Rusia’ se compone de 78 obras, 29 de ellas piezas de Kandinsky procedentes del Museo Ruso de San Petersburgo y de otras colecciones públicas y privadas de Rusia, que comparten espacio con autores de iconos, grabados conocidos como lubok y elementos etnográficos como cestas, trineos, juguetes, ruecas, piezas textiles…

Se trata de una exposición sugerente que desvela nuevas facetas del creador de la abstracción. Una muestra en la que se aprecia con claridad la influencia de Rusia y sus artes populares en la obra del genio; y a su vez, la notoria influencia de Kandinsky en Rusia y sus artistas.

Entre las piezas más emblemáticas del artista más influyente del arte ruso de todas las épocas destacan Improvisación nº 11 (1910), Mancha Negra I (1912), Cuadro con orla blanca (1913), Cuadro con puntas (1919) y En blanco I (1920). Todas ellas denotan el ánimo y las inquietudes del artista, como en el caso de Cuadro con puntas, una composición abstracta que refleja su incomodidad con el régimen soviético opuesto a esa espiritualidad que profesaba Kandinsky. También se pueden contemplar obras menos conocidas que el autor realizó sobre cristal.

Para que el visitante pueda conocer con mayor profundidad el perfil de Kandinsky y su vinculación con otras disciplinas artísticas, la Colección del Museo Ruso ha habilitado un espacio didáctico complementario que bajo el título de Arnold Schönberg y Vassily Kandinsky (22 de febrero-julio 2017) ahonda en la relación de amistad y mutua admiración entre el compositor y el artista, una sala en la que se llegará a entender cómo Kandinsky era capaz de hacer música con su pintura y cómo Schönberg dibujaba entre partituras.

El centro permanece cerrado los lunes.