• Danza
  • Fundación Málaga

La bailarina recibirá 16.000 euros para sufragar los gastos de matrícula y de mantenimiento durante su estancia en Moscú

Fundación Málaga ha concedido una beca a Irene Estévez para sufragar los gastos de mantenimiento durante su estancia en la Bolshoi Ballet Academy, en Rusia. La bailarina, de 16 años, es la primera española que ha logrado ser aceptada en esta prestigiosa escuela de ballet de Moscú, la más importante a nivel internacional.

De este modo, la Fundación Málaga otorgará una cantidad de 16.000 euros. El objetivo es apoyar a uno de los talentos más prometedores del mundo de la danza en su proyección internacional. La joven bailarina viajará hasta Moscú a principios de noviembre para iniciar sus clases en la Bolshoi Ballet Academy, convirtiéndose así en la primera alumna española de este centro.

Cuenta su madre que todo empezó cuando Irene tenía cinco años. Fueron a un parque de atracciones y vio el espectáculo ‘El cascanueces’, del que se quedó prendada. En ese mismo momento supo que quería ser bailarina de ballet. Desde que dio sus primeros pasos en el mundo de la danza, Irene demostró tener un gran talento. La joven ha compaginado sus estudios de danza con clases específicas con Valentina Letova, gran bailarina y estrella rusa que estudió en la escuela Vaganova de San Petersburgo, quien, en palabras de su madre, “ha moldeado a Irene a su imagen y semejanza”.

En los últimos cuatro años, ha ido al gran intensivo de ballet que se celebra en el mes de julio en Alicante y que imparte el profesorado de esta misma escuela rusa, a la cual solo es posible entrar mediante audición. Además, ha sido premiada en importantes concursos de danza en los últimos años.

Más de quince años apoyando la cultura
Fundación Málaga impulsa desde su nacimiento, en 2002, proyectos en el ámbito del arte y la cultura en colaboración con otras entidades o mediante el desarrollo de iniciativas propias en la provincia de Málaga.

Desde entonces, ha apoyado diversos proyectos y a artistas malagueños en su formación y proyección. Uno de los ejemplos es Jesús Reina, que hoy es uno de los violinistas más brillantes del mundo. El joven estudió en la Indiana University School of Music y en la Manhattan School of Music de Nueva York becado por Fundación Málaga, convirtiéndose en el estudiante más joven en ingresar en esta última desde que se fundó en 1993.

La recuperación del telón de boca de Ferrándiz del Teatro Cervantes, la restauración del tesoro barroco de Capuchinos y más de cien libros editados son algunas de las aportaciones de Fundación Málaga en estos más de quince años de vida.

También te puede interesar…