Fundación Málaga brindó la posibilidad de asistir en directo a la restauración de una obra pictórica, acercando al público la "milagrosa" labor de los restauradores, capaces de salvar de la pérdida y el olvido a las obras de arte

Fundación Málaga acometió la restauración en directo de la obra «El Emperador Heraclio en hábito de penitente», del pintor barroco malagueño Juan Niño de Guevara, que realizó esta obra durante su último período creativo (1680-1698).

La restauración, que se realizó en directo al público durante 3 meses continuados, ha constituido un nuevo modo de exposición, recuperando además un bien patrimonial, frenando su deterioro y convirtiéndolo en bien de la colectividad.

La tarea restauradora a desarrollar sobre este lienzo presentaba una gran complejidad pues la obra aparecía dividida en varios fragmentos, habiéndose perdido algunas zonas de unión entre los distintos trozos de lienzo.

La importancia de su recuperación estriba, por un lado, en el hecho de ser una pintura que durante mucho tiempo ha estado guardada en condiciones poco adecuadas para su correcta preservación y, por otro, en la posibilidad de profundizar en la técnica de ejecución y el estilo del autor toda vez que no ha sufrido de intervenciones ni modificaciones anteriores que tergiversen el estudio de sus características más singulares.

Terminada la restauración y exposición de esta obra, se trasladó al Museo de Cofradías, en la Iglesia de San Julián, donde puede ser disfrutada por todos sus visitantes.